viernes, 16 de enero de 2015

Natura

Natura

Ciudad rodeada de montañas
(más bien volcanes)
a veces verdes, a veces brumosas
a veces delineadas sobre cielos puros
a veces invisibles.

(Veo desde mis lugares la blanca capilla del San Miguel,
la fumarola del Popocatépetl,
el Papayo y la doble silueta de Telapón y el Tlalóc:
Mañana quizá no los vea.)

Vivo a los pies del Chichinauhtzin,
a un paso de cuevitas
y bajo su mirada
(desde su casa se puede ver la mía,
pero yo no alcanzo a ver la suya),
al oído del desbarajuste
y de los cornetazos y rechinidos de llantas,
pero también de un pequeño bosque
conservado a duras penas
en medio del asfalto y del ladrillo.

0 comentarios: