martes, 4 de julio de 2017

Cuida las ardillas

Cuida las ardillas

Sus patas traseras son muy fuertes; de hecho le ayudan a saltar a los árboles desde el suelo. Como todos los roedores tienen grandes dientes al frente, y necesitan estar mordisqueando porque sus incisivos nunca paran de crecer, y si no los ejercitan, podrían tener problemas de respiración, o de alimentación, dado a que no podrían masticar bien.

Sus cuatro patas terminan en uñas muy afiladas, que le ayudan a sujetarse a los árboles para escalarlos hasta donde está su nido. También son grandes nadadoras y otras, como la ardilla voladora, tiene la capacidad de planear, o sea viajar por el aire de un árbol a otro.

0 comentarios: