jueves, 25 de junio de 2020

Tecnología y naturaleza


Tecnología y naturaleza

La nanotecnología o tecnología que se dedica al diseño y manipulación de la materia a nivel de átomos o moléculas, también se ha inspirado en la naturaleza, especialmente en las hojas de las plantas. Ha creado una hoja artificial capaz de utilizar luz solar e intercambiar electrones para producir energía utilizable; es decir, realizar fotosíntesis artificial. Asimismo, la hoja de la flor de loto  ha inspirado la fabricación de un tejido que repele el agua y se autolimpia.

De igual manera, los ingenieros han logrado diseñar y armar techos de estadios gracias al diseño de la estructura de la hoja del lirio victoria. Se pueden encontrar más ejemplos inspirados en la naturaleza, basta con mirarla detenidamente y dejar que nos enseñe. La naturaleza es la mayor biblioteca de investigación del planeta, solo es cuestión de saber leerla.

jueves, 18 de junio de 2020

Desarrollo sostenible Agenda 2030


Desarrollo sostenible

¿Te has preguntado si tu paso por el planeta ha dejado huella? definitivamente, la respuesta es si, sin embargo valdría la pena repensar si esa huella es positiva. En las última décadas hemos sido testigos del cambio climático y las consecuencias a los ecosistemas, focos de alarma en la salud y calidad de vida de una gran parte de la población mundial, entre otros conflictos de distinta índole. 

La Organización para las Naciones Unidas trabajando por el bien de toda la humanidad nos ha retado a cada país a unirnos a la Agenda 2030 para el desarrollo sostenible, la cual incluye 17 objetivos, en los cuales se plantea realizar cambios en la dinámica de vida, política, hábitos, convivencia, entre otros aspectos con el objetivo de mejorar la calidad de vida sin dejar nada ni nadie detrás. Desde hace más de 30 años, se ha planteado la idea de conservar los recursos de los que disponemos, sin embargo en esas tres décadas se ha ido de las manos la administración y mesura de la actividad humana, por lo cual en la actualidad se ha multiplicado la preocupación de detener la explotación.

jueves, 11 de junio de 2020

Naturaleza fuente inspiración


Naturaleza fuente inspiración

Es difícil creer que todas las soluciones a diferentes problemas planteados por el ser humano sean totalmente independientes y no inspirados en la naturaleza. Ejemplo de ello son las cuatro patas de las sillas y mesas basadas en los animales cuadrúpedos; los biberones que imitan la mecánica del pecho femenino, las redes de pescar diseñadas a semejanza de las telas de arañas o el mecanismo de cierre y apertura de las sombrillas, que imita la dinámica de los capullos de las flores.

Y qué decir de la libélula o Anisoptera, a partir de la cual la compañía Sicorsky diseño un helicóptero; o del famoso velcro, cuyo creador, al caminar por el campo, observo  que su perro traía adheridas pequeñas semillas de bardan, y tras mirarlas al microscopio encontró que sus puntas terminaban en diminutos ganchos.

jueves, 4 de junio de 2020

Agua y oxígeno fotosíntesis


Agua y oxígeno fotosíntesis

Si pensamos en un ambiente cerrado como el de una nave o el de una estación espacial, algunas funciones de las plantas como las fotosíntesis y la transpiración son de gran utilidad, pues estos procesos limpian el aire y el agua, que son fundamentales para mantenerse vivo en el espacio. La fotosíntesis es un proceso químico de las plantas, de algunas algas y de las cianobacterias en el que se usa la energía de la luz solar para convertir agua y dióxido de carbono en oxígeno y en carbohidratos como el azúcar y el almidón.

El dióxido de carbono exhalado por los tripulantes de una nave  o los habitantes de una estación espacial sería el combustible que utilizarían las plantas para la fotosíntesis. Este proceso permite a su vez limpiar el aire del Dióxido de carbono producido en un entorno cerrado y además generaría el indispensable oxígeno.

viernes, 29 de mayo de 2020

Horticultura en órbita


Horticultura en órbita

Saber cómo se desarrollan las plantas en el espacio será esencial para proporcionar alimentos a la tripulación de los viajes de larga duración o en las estaciones espaciales. Un tema que ahora está en la mente de muchos es la posibilidad de que el ser humano habite por tiempo largo o incluso permanentemente fuera de la Tierra. Los científicos de varios países han investigado durante décadas qué les ocurre a los seres vivos en el espacio, es decir, en un entorno de gravedad disminuida o microgravedad y con limitaciones de oxígeno y de agua.

Muchos de los avances tecnológicos relacionados con la supervivencia en el espacio se originaron con el diseño de armamento, en particular los cohetes. Los primero seres vivos en salir del planeta fueron moscas de la fruta, que iban en el cohete de origen alemán V-2, lanzado por los Estados Unidos en 1947 desde la base White Sands en Nuevo México. El objetivo era explorar los efectos de la radiación solar a alturas de 100 km sobre el nivel de mar, la frontera entra la atmósfera de la Tierra y el espacio exteriro; las moscas, por cierto, regresaron vivas. Entre 1947 y 1960 los científicos también mandaron al espacio exterior a otros peculiares astronautas: ratones, conejillo de india, monos, perros y musgos.